La tecnología brinda a las organizaciones la capacidad de escalar negocios de manera exponencial, alcanzando nuevos mercados y una base de clientes más amplia. Esta capacidad permite a las compañías de tecnología superar a los negocios tradicionales al contratar personal especializado y capacitado. 

Sin embargo, a medida que las empresas de tecnología crecen, la escasez de habilidades surge como un cuello de botella para la escalabilidad de las empresas. Los cambios en las tecnologías que impulsan el negocio moderno amplían aún más la brecha de habilidades, lo que obliga a las organizaciones a competir por habilidades especializadas antes de que puedan avanzar hacia sus propios objetivos.

 

Según una reciente encuesta con Forbes, The State of IT Service Management en 2017, que incluyó respuestas de 261 ejecutivos de alto nivel a nivel mundial, el 50 por ciento de los encuestados mencionó la escasez de habilidades de TI y los requisitos de capacitación como el desafío clave para la transformación de TI.

 

El informe descubrió que, si bien la tecnología está perturbando el panorama comercial, la capacidad para aprovechar de manera efectiva las soluciones disponibles y entregar las funciones necesarias a los usuarios finales sigue siendo difícil de alcanzar debido a la escasez de habilidades de TI.

Esta tendencia surge de manera bastante paradójica en la industria de las nuevas tecnologías, donde las pequeñas empresas con sus nuevas tecnologías innovadoras irrumpen en la industria pero no logran sostener su crecimiento debido a la escasez de habilidades de TI. Las organizaciones más grandes, por otro lado, atraen un interés considerable en el mercado laboral tecnológico, pero luchan por volver a capacitar a su fuerza laboral existente en la industria de la tecnología que cambia rápidamente.

 

Cuatro consejos para resolver la brecha de habilidades de TI

1. Diversifique y amplíe la experiencia técnica de su fuerza laboralLa contratación de nuevos empleados es una forma de abordar el vacío de habilidades, pero implica importantes inversiones de tiempo y costes. Para maximizar el valor de las inversiones de recursos en las prácticas de contratación, enfóquese en desarrollar un grupo de talentos diversos. Las personas con diferentes habilidades, antecedentes académicos y diversas características demográficas dentro de un equipo fomentan la creatividad y ayudan a desarrollar soluciones innovadoras para resolver problemas comerciales y técnicos.

Otro enfoque viable es acelerar el aprendizaje experiencial dentro de su equipo. Elevar la capacidad de habilidades de los empleados presenta menores riesgos y requiere menos inversiones en costes y tiempo que buscar y contratar al candidato adecuado. Nada supera el poder de aprender haciendo. Lleve a cabo talleres educativos intensivos que van desde el pensamiento de diseño y las simulaciones de problemas técnicos hasta las habilidades y la capacitación en administración para capacitar a su fuerza laboral con las últimas habilidades necesarias.

 

2. Fomentar la agilidad entre la fuerza laboral. Las empresas tradicionales pueden necesitar reorganizar su estructura organizativa, y especialmente la TI, para introducir agilidad en la forma en que los individuos y los equipos ayudan a alcanzar los objetivos comerciales. Capacite a los empleados para que se autogestionen y adopten tecnologías estandarizadas para eliminar los silos entre equipos dispares. Esta estrategia agiliza la colaboración y la coordinación entre la fuerza laboral diversa, permitiendo que cada profesional de TI pueda aplicar diversas habilidades hacia procesos y tecnologías estandarizadas según sea necesario.

Es importante para TI identificar los requisitos comerciales y comprender cómo sus contribuciones pueden ayudar a alcanzar esos objetivos. Por lo tanto, se recomienda a los líderes de la organización que identifiquen y aborden los impulsores empresariales clave asociados al cambio necesario, en el contexto de los cuellos de botella culturales, de procesos y de gestión que pueden impedir la agilidad.

 

3. Desarrollar un fuerte sentido comercial. Especialmente cuando la tecnología está en el centro de las ofertas comerciales, TI debe desarrollar un sólido entendimiento de cómo sus roles y contribuciones impactan la experiencia empresarial y del usuario final de sus servicios empresariales. Esta estrategia requiere que la TI vaya más allá de la capacidad para resolver desafíos técnicos y desarrollar las habilidades empresariales necesarias. Comprender las dinámicas siempre cambiantes del clima empresarial local e internacional puede ayudar aún más a TI a crear soluciones o casos de uso empresarial que produzcan una diferenciación competitiva clave para la organización en el entorno del mercado competitivo.

Con un sólido sentido comercial, la TI puede trabajar junto con los ejecutivos para ayudar a la compañía a adaptarse y redirigirse continuamente para alcanzar mejor los objetivos de la organización. Si bien la TI es la principal responsable de abordar los problemas técnicos que enfrenta la organización empresarial, con frecuencia puede contribuir a identificar nuevas vías rentables para el servicio comercial habilitado para la tecnología.

 

4. Concéntrese en la resolución de problemas y en la actitud inmediata. La brecha de talento a menudo no trata de las habilidades tecnológicas específicas, sino de la capacidad de la fuerza laboral para resolver problemas técnicos y de negocios. Por ejemplo, los problemas de ingeniería técnica requieren creatividad y una fuerte ideación más que simplemente implementar conceptos o información de conocimiento previamente conocidos. La capacidad cognitiva de alto orden es valiosa tanto para roles técnicos como no técnicos. Los empleados con experiencia o los alumnos vulnerables que tienden a participar menos en los talleres educativos y los programas de capacitación profesional son igualmente capaces de pulir su creatividad, ideas y habilidades de resolución de problemas.

La contratación de nuevos miembros del equipo con los antecedentes técnicos que se consideran necesarios para cubrir ciertos puestos abiertos es solo una parte de la ecuación de escasez de habilidades. Los CIO deben identificar los requisitos comerciales asociados a la brecha de talento con una perspectiva más amplia, analizar la fuerza laboral existente y comprender cómo el panorama tecnológico futuro presenta expectativas cambiantes sobre las habilidades y el talento de TI.

 

La incorporación del talento adecuado puede no ser siempre clara, económica o sin riesgos, pero un enfoque estratégico para resolver la escasez de habilidades de TI puede llevar a otras soluciones efectivas.

 

Fuente: BMC