DevOps ayuda a optimizar el proceso de Desarrollo de Software en su organización de TI. La introducción de los sistemas DevOps no es algo que suceda de la noche a la mañana, pero saber aprovechar sus ventajas es la clave para hacer valer la inversión que se requiere para implementar sus soluciones.

 

Los fundamentos de DevOps

Al igual que Agile, DevOps es tanto una mentalidad como un sistema. Es una mentalidad de comunicación y cooperación que debe integrarse en toda su organización. DevOps también requiere soporte y refuerzo por parte de la administración para que se desempeñe de la mejor manera.

Específicamente, DevOps es un sistema para el desarrollo de software que se enfoca en crear un ciclo de retroalimentación continuo de análisis, construcción y prueba, al tiempo que aprovecha la automatización para acelerar todo el proceso. Para lograr este tipo de bucle continuo de creación y prueba de software, se deben de crear equipos de disciplinas multifuncionales.

Las salidas de un sistema DevOps sólido deben ser modulares y en contenedores para permitir un despliegue rápido y para garantizar que cada pieza pueda funcionar por sí sola y que los problemas no afecten negativamente a todo el proyecto. 

La clave para que DevOps funcione a niveles óptimos es generar una cultura de comunicación donde los equipos puedan coordinarse entre ellos y con otros equipos sin esfuerzo.

 

La importancia de la comunicación en DevOps

DevOps requiere que individuos de diversos orígenes dentro de la organización se unan como un equipo que trabaja en un único objetivo.

Infundir en su organización una cultura de comunicación permite a sus equipos tener una visión más profunda de los puntos críticos que cada disciplina puede experimentar. Esta comprensión facilita que cada miembro del equipo vea la imagen completa, lo que lleva a tiempos de desarrollo más cortos y con menos errores.

Los roles de DevOps y Agile son aspectos importantes dentro de cada equipo porque ayudan a garantizar que los miembros sean los únicos responsables del proceso y de sus contribuciones a los proyectos. El uso de roles rotativos también ayudará a los miembros del equipo a comprender mejor todo el proceso para que puedan tomar decisiones informadas con respecto a los cambios en el futuro. Esta comprensión también sirve para mejorar las líneas de comunicación a través del conocimiento y la experiencia compartidos.

Analizar los cuellos de botella de su organización

Una de las principales actividades de DevOps es la automatización de procesos, pero es importante centrarse en dónde se pueden mejorar sus procesos mediante el uso de la automatización.

Encuentre tareas que se realicen con la frecuencia suficiente para garantizar la automatización y evite intentar automatizar todo por el simple hecho de hacerlo. Un análisis de los cuellos de botella de su organización proporcionará información sobre algunos buenos lugares para comenzar a aplicar la automatización y ayudar a acelerar la producción.

Para analizar sus cuellos de botella, preste atención a las causas de estos cuellos de botella. En general, pueden atribuirse a tres causas principales: personal, sistemas y administración. Los problemas de personal pueden ser recursos mal administrados o una falta de capacitación adecuada. Los fallos de los sistemas son causados ​​por sistemas obsoletos o incompatibilidades con el resto que ralentizan todo el proceso. Los problemas de gestión se refieren a la mala dirección o la falta de objetivos claramente definidos.

Los cuellos de botella no siempre son causados ​​por algo que se pueda reparar a través de la automatización. Un análisis detallado de sus procesos ayudará a identificar qué problemas pueden solucionarse aplicando las prácticas de DevOps y cuáles requieren diferentes enfoques.

Celebrar reuniones periódicas retrospectivas

Las reuniones periódicas permiten que los miembros del equipo hablen sobre lo sucedido en las últimas semanas y sobre aquello que sintieron que funcionó bien o no funcionó para ellos. Esto facilita el poder ponerse de acuerdo sobre los procesos que se emplearán durante las siguientes semanas sin crear demasiada fricción porque saben que los procesos pueden modificarse con rapidez si terminan no funcionando en el mejor interés de todos.

Un sistema como este permite que los equipos sean más productivos mediante el uso de la experimentación en lugar de perder demasiado tiempo en la teorización.

Reuniones como estas mantienen al equipo unido y les da a todos la oportunidad de comunicar sus pensamientos sobre cómo van las cosas. El circuito de retroalimentación anima a todos a encontrar formas de mejorar. Las retrospectivas también proporcionan datos valiosos sobre el éxito del proceso y su aprobación de los miembros del equipo que lo utilizan. Toda esta información se puede utilizar para informar decisiones futuras y aumentar la eficacia del sistema en su conjunto.

Fluidez en sus procesos

No se adhiera a ninguna metodología prescriptiva si descubre que no están funcionando para su organización. No hay dos organizaciones iguales y eso significa que llevar un sistema al por mayor y aplicarlo a su equipo no es una garantía de éxito. 

La belleza de DevOps y Agile es que fomentan la experimentación y permiten realizar cambios rápidos. Lo ideal es aprovechar esta expectativa de DevOps y asegurarse de adoptar nuevas ideas al menos durante un breve período de prueba para ver qué funciona mejor en su organización.

 

Poniendolo todo junto

Iniciar la transformación de DevOps requerirá diligencia, pero los beneficios de un sistema bien administrado valdrán la pena.

La formación de equipos multifuncionales que integren cada disciplina de la cadena de producción (desarrollo, pruebas y operaciones) requerirá una atención especial para crear unas líneas de comunicación sólidas y facilitará la colaboración dentro de los equipos y entre ellos, lo que mejorará la velocidad de desarrollo y la calidad del producto.

La comprensión de cada miembro del equipo a partir de su disciplina reducirá la necesidad de transferencias y se asegurará de que los problemas se detecten antes o se eviten por completo. La reconstrucción del ciclo de entrega de servicios con la automatización de DevOps aumentará el ritmo de desarrollo, mientras que la comunicación mejorará la calidad gracias a los miembros del equipo que aportarán sus propias perspectivas.

Encontrar los puntos débiles y los cuellos de botella en su organización e identificar sus causas les dará a los equipos de DevOps un enfoque hacia el cual pueden dirigir sus esfuerzos. Encontrar oportunidades donde la automatización pueda acelerar la producción y reducir la confusión aumentará enormemente la productividad en toda su organización.

Celebre reuniones retrospectivas regulares dentro de cada equipo para brindar a los miembros la oportunidad de expresar su opinión sobre cómo han ido las cosas y cómo les gustaría hacer las cosas en el futuro. Aproveche la naturaleza fluida de DevOps y Agile fomentando la experimentación y adoptando una rápida tasa de cambio.

DevOps es un sistema poderoso para que las organizaciones de TI aceleren sus procesos y mejoren la calidad de sus productos. Si bien experimentará dificultades de crecimiento durante su transformación, mantenga las líneas de comunicación abiertas, mantenga a todos en la misma línea y asegúrese de que comprenden las razones de los cambios.

 

Fuente: BMC